TEATRO | 'Los hijos de las nubes'. Cuestión de dignidad

Viernes, 02 marzo 2012

Hay gente que camina; otros sueñan con caminar. Cuestión de derechos, de resistencia, de identidad. Cuestión de dignidad. 'Los hijos de las nubes' es un grito a la libertad y una llamada de atención al pueblo español. Nació y creció en el Sáhara como "una forma de hacer batalla, de estar en la batalla". La que habla es Lola Blasco, autora del texto y origen de esta obra dirigida por Julián Fuentes Reta.
Todo comenzó en noviembre de 2010, cuando el campamento de Gdem Izik era desmantelado sin miramientos. Una experiencia personal, ganas de acercarse a un pueblo hermano y de indagar en sus propias raíces llevaron a Blasco a Tinduf. Una vez allí, el muro la golpeó.
Julián Fuentes: 'Hablamos de la dignidad del pueblo saharaui y también de la del español'
Tuvo claro desde un principio que no quería contar grandes hechos ni relatos, quería narrar el día a día. Buscaba "una historia a contrapelo, donde los que hablaran fueran los que nunca tienen voz". Conocedora de la situación del pueblo saharaui, no pudo evitar el zarpazo de realidad. El día a día que quería plasmar tenía paredes. "Están encerrados. Para vivir en un lugar como ese tienes que hacer una representación constante".
Tomó nota de todo y de todos, hasta que su viaje cobró una dimensión especial. Mubarak y Ben Alí cayeron. Lola recuerda la intensidad y la esperanza con la que estos acontecimientos se vivieron en los campamentos. Imposible para los saharauis no pensar que una situación similar en Marruecos podría abrirles la puerta al mundo. Y es que 36 años en busca de la autodeterminación son muchos. Demasiados.
Lola describe la euforia y la tensión que se palpaba al son del canal Al Yazira, conectado durante las 24 horas. "Fue hermoso ver a un pueblo recuperar una fe que, si bien no estaba perdida, quizás sí arrinconada", cuenta.
Finalizada su estancia en el Sáhara volvió a España decidida a meter el dedo en la herida. Continuó con las tareas de investigación y documentación y se puso en contacto con Julián Fuentes Reta.
'Esta obra hace un llamamiento al diálogo desde la franqueza, no desde ningún discurso preestablecido', explica Fuentes
No hubo lugar para la duda. Julián dijo sí. "Pocas veces tienes entre manos proyectos que signifiquen tanto para nosotros, y para un pueblo". El director también apela a la dignidad. "A la del pueblo saharaui y a la nuestra como españoles". Su objetivo no es dar una lección de historia ni hacer apología de ningún credo político, quiere "hacer reflexionar sobre nosotros, sobre nuestra posición, sobre la memoria".
Lola reconoce que ha sido muy extraño trabajar con un texto tan personal, y más verlo en otros actores. En concreto en tres, y dos de ellos hombres. "Pero el trabajo de Julián en ese sentido ha sido magnífico y hemos podido investigar en lo que es la identidad, y la identidad no es meterse para adentro. La identidad es verse en el otro".
Entre la realidad y la ficción plantan cara a la violencia y proponen diálogo. Pero un "diálogo desde la franqueza, no desde ningún discurso preestablecido, escrito o políticamente correcto", reflexiona Julián.
En definitiva, Lola apela a la honestidad del proyecto. Que te digan las cosas claras de vez en cuando es interesante para todos, y más con la que está cayendo".
'Los hijos de las nubes'. Con texto de Lola Blasco y bajo la dirección de Julián Fuentes reta, estará a partir del 29 de febrero en la sala cuarta pared.
 
EL MUNDO  María Jesús Hernández | Ricardo Domínguez